La pandemia de COVID-19 es tan grave como la pandemia de la gripe española de 1918

Un estudio muestra que el exceso de muertes observado durante el período inicial de la pandemia del coronavirus 2019 es comparable al observado durante el pico de la pandemia por la gripe española ocurrido en 1918



El estudio publicado en JAMA Network compara el número de muertos entre la pandemia de la influenza ocurrido en 1918 y la pandemia reciente del coronavirus 2019 y revela que el exceso de mortalidad, es decir, el aumento absoluto de la mortalidad sobre la línea de base durante la pandemia de influenza de 1918 fue mayor, pero comparable a lo ocurrido durante los períodos iniciales de la pandemia de COVID-19 en la ciudad de Nueva York. Según la Organización Mundial de la Salud, hasta ahora, la pandemia de COVID-19 se ha cobrado más de 762.000 vidas en todo el mundo, incluidas 168.334 en los Estados Unidos.


La pandemia de influenza de 1918, conocida también como fiebre española, causada por el virus H1N1 fue la pandemia más grave experimentada por la humanidad en la historia moderna. La letal propagación del virus H1N1 se habría cobrado hasta 50 millones de vidas en todo el mundo, incluidas 675 000 en Estados Unidos.


Para la comparación, los científicos se basaron en los datos de mortalidad por todas las causas obtenidos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (1914-1918), el Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York (2020) y la Oficina del Censo de EE. UU. (2017-2020).


Los científicos encontraron que el número total de muertes por todas las causas fue de 31 589 entre 5 500 000 personas en la ciudad de Nueva York durante el pico de la pandemia de influenza. Esto da lugar a una tasa de incidencia de 287.17 muertes/100 000 personas-mes. Persona-mes es una medida de la tasa de mortalidad en una población durante un período de tiempo específico.


De manera similar, durante el período inicial de la pandemia de COVID-19, el número total de muertes por todas las causas fue de 33 465 entre 8 280 000 personas en la ciudad de Nueva York, lo que dio lugar a una tasa de incidentes de 202.08 muertes/100 000 personas-mes. En conjunto, los hallazgos del estudio actual mostraron que la tasa de mortalidad general durante la pandemia de influenza fue más alta, pero comparable a la observada durante la pandemia de COVID-19 en la ciudad de Nueva York.


Sin embargo, debido al avance de la ciencia médica, la salud pública y la seguridad, y la mejora de las medidas higiénicas, la tasa de mortalidad de referencia (el número total de muertes que se esperarían en un año determinado sin una pandemia) entre 2017 y 2019 fue de casi el 50%. menor que el observado durante 1914-1917. Por lo tanto, al considerar la tasa de mortalidad inicial significativamente más baja en los últimos años, los científicos creían que el exceso de mortalidad debido al COVID-19 era en realidad significativamente más alto que el observado durante la pandemia de influenza.


Los científicos mencionaron en el artículo publicado que no podían comparar la patogenicidad nativa del virus de la influenza H1N1 y el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2); por lo tanto, no se puede estimar cuántas vidas se salvaron durante la pandemia de COVID-19 debido a la accesibilidad a intervenciones médicas avanzadas, como reanimación estándar, ventilación artificial, suplementos de oxígeno, oxigenación por membrana extracorpórea y terapia de trasplante renal.


Los científicos creen que, en ausencia de mejores instalaciones médicas, el número de muertes relacionadas con el COVID-19 habría sido al menos igual o mayor que el número de muertes relacionadas con la pandemia de influenza. Esta observación respalda los datos de encuestas recientes que demuestran que una cantidad sustancial de personas en los Estados Unidos cree que el cierre no fue muy exitoso para reducir la propagación de la infección, y también, el cierre se levantó con demasiada prisa en muchos estados. Esta es probablemente la razón detrás de una curva cada vez mayor de nuevos casos de COVID-19 y el número de muertes en los Estados Unidos.


Según los científicos, los hallazgos del estudio actual pueden ser de gran importancia para los funcionarios del gobierno y el público en términos de visualizar la magnitud real y el impacto de esta situación pandémica, lo que posteriormente puede influir en los responsables políticos para encontrar soluciones más prácticas para romper la cadena de infección y prevenir el posible agotamiento de los recursos que salvan vidas en un futuro reciente.





Fuente: Traducción libre de News-medical.net, JAMA Network

0 comentarios