Oportunidades de la energía mareomotriz a pesar de su alto costo

Actualizado: 21 jul 2020

La energía de las mareas busca oportunidades para su desarrollo a pesar de sus altos costos de operación y mantenimiento.


Estación de generación de energía mareomotriz en el río Rance en Saint-Servan, Francia.
Estación de generación de energía mareomotriz en el río Rance en Saint-Servan, Francia.

El poder de las mareas parece tener un enorme potencial de desarrollo para países con largas costas. Sin embargo, adoptar la energía de las mareas como parte de una transición general hacia energías limpias y renovables no es una tarea fácil. Los diversos tipos de sistemas de generación a partir de las mareas aún no han alcanzado la madurez tecnológica ni las economías de escala requeridas para la comercialización. Todavía quedan muchos obstáculos que superar antes de que la energía mareomotriz pueda despegar en el mercado de las energías renovables.


Si bien los océanos del mundo contienen una gran reserva de energías renovables y no renovables, aprovechar estos recursos no está exento de dificultades. Los equipos de generación de cualquier tipo, ya sea que operen sobre o debajo de la superficie del mar, deben diseñarse para sobrevivir a la corrosión del agua salada y la fuerza de las olas oceánicas. Las mismas duras condiciones también hacen que la inspección y reparación de equipos sea difícil y costosa. Para la energía de las mareas, sus altos costos de operación y mantenimiento le juegan en contra.


La energía de las mareas se encuentra entre una selección de tecnologías energéticas recientemente surgidas, como la energía de las olas, la energía eólica y los pequeños reactores modulares. Aunque se ha promocionado que estas tecnologías tienen un futuro prometedor y un efecto transformador en nuestra sociedad, todavía tienen un largo camino por recorrer en términos de desarrollo antes de cobrar relevancia. Hasta ahora, los intentos de desarrollar soluciones comercialmente viables para el poder de las mareas se han encontrado con contratiempos. Siemens y Alstom realizaron intentos en este campo pero luego lo abandonaron debido a dificultades técnicas y financieras. Tocardo Tidal Power, con sede en los Países Bajos, se declaró en quiebra en 2019 después de no obtener el respaldo financiero del gobierno holandés y el sector privado.


Incluso si los desarrolladores de energía mareomotriz logran resolver los principales problemas técnicos uno por uno en el corto plazo, seguirán poniéndose al día con el sector eólico marino que continúa expandiéndose en la capacidad de generación instalada a medida que madura. Sin embargo, algunos participantes en el mercado de energía de las mareas ahora sienten que el punto de inflexión está cerca. Tim Cornelius, CEO de Simec Atlantis Energy (SAE), dijo a Greentech Media que el costo nivelado de la energía de las mareas, específicamente la generación de la corriente de las mareas, tiene que bajar hasta alrededor de los £60 por megavatio-hora para ser competitivo con la energía eólica marina en el Reino Unido. . Agregó que tal escenario sería posible si la capacidad de generación acumulada de la generación de la corriente de marea alcanza los 500 megavatios.


SAE, con sede en el Reino Unido, ha declarado que ahora puede establecer un proyecto de flujo de mareas con un costo nivelado de alrededor de £ 100 por megavatio-hora. La compañía es reconocida por haber desarrollado el generador de corriente de marea más grande del mundo que tiene una capacidad de 2 megavatios y una vida útil de 25 años. Básicamente, un generador de corriente de marea es una turbina sumergida que cosecha la energía cinética del agua en movimiento.


En la costa de Escocia, SAE ha construido una serie de generadores de corrientes de marea. El proyecto, que se llama MeyGen, tiene una capacidad de generación total de 6 megavatios y suministró casi 13.8 gigavatios-hora de electricidad en 2019. La segunda fase del proyecto MeyGen requiere 80 megavatios adicionales de generadores de corrientes de marea instalados entre la isla de Stroma y el continente escocés.


El crecimiento del sector eólico marino ha sofocado, en cierto sentido, el desarrollo de la energía de las mareas. Sin embargo, Cornelius señaló que el aumento en las instalaciones de turbinas eólicas en alta mar también trae beneficios para su compañía y otros desarrolladores de energía mareomotriz. Esto se debe a que ambas tecnologías renovables operan en el medio marino y enfrentan los mismos desafíos. Los desarrolladores de energía mareomotriz pueden utilizar la experiencia que los desarrolladores de energía eólica marina han ganado con respecto a la ingeniería marítima y el mantenimiento de equipos de generación y viceversa. Además, los intereses de ambos sectores están alineados cuando se trata de cuestiones relacionadas con el impacto ambiental, la pesca y el tráfico marítimo.



Además, han surgido nuevas oportunidades para el futuro despliegue de sistemas de generación de mareas en todo el mundo. Las últimas políticas energéticas del gobierno del Reino Unido incluyen nuevas subastas de energía que apuntan a acelerar la maduración de tecnologías emergentes como la eólica marina flotante y otras soluciones renovables relacionadas con el océano. Greentech Media en su cobertura de SAE también declaró que China está mostrando interés en el poder de las mareas. A principios de abril, SAE procedió a instalar 500 kilovatios de equipo para la generación de corrientes de marea en las aguas del archipiélago de Zhoushan que se encuentra frente a las costas de la provincia china de Zhejiang. El trabajo se realizó a pesar del brote de COVID-19.


Según lo informado por Greentech Media, el grupo comercial Ocean Energy Europe dijo que al menos cuatro proveedores de equipos de generación de mareas están participando activamente en el mercado chino. Sus esfuerzos allí brindan la oportunidad de avanzar significativamente en el desarrollo general del poder de las mareas en el futuro.


Fuentes: TechNews, greentechmedia, SAE

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo