La geoingeniería, ¿Es una solución al cambio climático?

La geoingeniería se ha planteado como una solución eficaz contra el cambio climático. Los impactos regionales de la tecnología dependen de cuánto se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.



¿Podríamos crear nubes masivas de ácido sulfúrico que limiten el calentamiento global y ayuden a cumplir los objetivos climáticos internacionales de París 2015, al tiempo que reducen los impactos no deseados?


Sí, en teoría, según un estudio publicado en de la revista Earth System Dynamics. La pulverización de dióxido de azufre en la atmósfera superior en diferentes lugares, con la finalidad de formar nubes de ácido sulfúrico que bloquean parte de la radiación solar, podría ajustarse cada año para mantener el calentamiento global en los niveles establecidos en los objetivos de París. Dicha tecnología se conoce como geoingeniería o intervención climática.


Pero los impactos regionales de la geoingeniería son inciertos, incluida la precipitación y el agujero de la capa de ozono antártico. Depende de cómo se reduce la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que la humanidad vierte a la atmosfera. Si las emisiones de dióxido de carbono de la quema de carbón, petróleo y gas natural continúan sin disminuir, la geoingeniería no evitará las grandes disminuciones en las precipitaciones y el agotamiento de la capa de ozono que sustenta la vida. Si la sociedad lanza esfuerzos masivos para reducir las emisiones de carbono, eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera y adaptarse al cambio climático, la aplicación de la geoingeniería en una proporción menor puede ayudar a reducir los aspectos más peligrosos del calentamiento global, según el estudio.



"Nuestra investigación muestra que ninguna tecnología combatirá el cambio climático eficazmente si se aplica sola ni resolverá por completo la creciente crisis. Necesitamos dejar de quemar combustibles fósiles y aprovechar agresivamente la energía eólica y solar para impulsar la sociedad lo antes posible", dijo el coautor Alan Robock , un distinguido profesor en el Departamento de Ciencias Ambientales en la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad de Rutgers-New Brunswick . "Esta mitigación es necesaria ya sea que la sociedad decida implementar la geoingeniería o no".


Utilizando un modelo climático, los científicos estudiaron si es posible crear nubes de ácido sulfúrico en la estratosfera para reflejar la radiación solar y limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius o 2 grados Celsius por encima de las temperaturas preindustriales. Esos dos objetivos se establecieron en la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas de 2015 en París para tratar de reducir los impactos negativos del calentamiento global.


Robock señaló que el estudio se realizó con un solo modelo climático que abordaba diferentes escenarios de calentamiento global y geoingeniería. Se necesitan otros estudios para verificar la solidez de los resultados y examinar más a fondo los riesgos potenciales de cualquier esquema de geoingeniería.





Fuente: Traducción libre de artículo publicado en Rudgerstoday


0 comentarios