El carbón a la baja mientras la energía eólica y solar marcan niveles récord en 2020

A pesar de una caída casi récord en la demanda de energía debido a la pandemia, la participación de las energías renovables en la generación de electricidad aumentó un 14 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado



La energía eólica y solar produjeron un récord del 10 por ciento de la electricidad mundial en la primera mitad de 2020, ya que la flota de plantas de carbón del mundo funcionaba a menos de la mitad de su capacidad, mostró un análisis publicado el jueves.


A pesar de una caída casi récord en la demanda de energía debido a la pandemia, las energías renovables representaron 1 129 Teravatios-hora en enero-junio, en comparación con los 992 en los primeros seis meses de 2019, según un informe del grupo de expertos en energía Ember.


En general, el porcentaje de energía proveniente de la energía eólica y solar se ha más que duplicado desde el 4.6 por ciento en el 2015, el año del histórico acuerdo de París sobre el cambio climático.


Por otro lado, la generación a partir del carbón, el combustible fósil más contaminante, cayó un 8,3 por ciento en la primera mitad de 2020, mostró el análisis.


Esto fue a pesar de que China, el principal emisor, aumentó ligeramente su participación en la flota mundial de carbón.


"A partir de 2015 es una cantidad increíble de crecimiento (en energía solar y eólica), pero incluso al 10 por ciento no es completamente transformador", dijo a la AFP Dave Jones, analista senior de electricidad de Ember.

"Cuando preguntamos si es suficiente, de lo que realmente estamos hablando es, ¿qué tan rápido están cayendo las emisiones?


"El treinta por ciento de las emisiones de combustibles fósiles en todo el mundo provienen únicamente de las centrales eléctricas de carbón, por lo que la generación de energía a partir de carbón debe colapsar rápidamente para limitar el cambio climático", dijo Jones.


El análisis mostró que muchas economías importantes, incluidas China, Estados Unidos, India, Japón, Brasil y Turquía, ahora generan al menos el 10 por ciento de su electricidad a través de la energía eólica y solar.


Gran Bretaña y la Unión Europea recibieron elogios, ya que derivaron el 21 y el 33 por ciento de su energía de las energías renovables, respectivamente.


Según el Acuerdo de París, las naciones se comprometieron a limitar los aumentos de temperatura a "muy por debajo" de dos grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, principalmente mediante reducciones radicales de emisiones.


Porcentaje total de generación de energía

El acuerdo también apunta a un límite más seguro de 1.5 ° C de calentamiento.


Para lograrlo, las Naciones Unidas dicen que las emisiones deben caer un 7.6 por ciento anual en esta década.


Jones dijo que, si bien el 30 por ciento de la disminución del carbón este año podría atribuirse al aumento de la generación eólica y solar, el resto probablemente se deba a la desaceleración económica causada por el COVID-19.


"Una gran parte de esto se debe obviamente a la pandemia más que a las tendencias a largo plazo y, seamos honestos, no es lo suficientemente rápido si su objetivo es 1.5 C", dijo.

Un estudio publicado la semana pasada en Nature Climate Change encontró que, en ausencia de un cambio rápido de los combustibles fósiles, la caída sin precedentes de las emisiones debido al COVID-19 no haría prácticamente nada para frenar el cambio climático.


El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático dice que el uso de carbón debe caer un 13 por ciento cada año en esta década para mantener en juego la meta de 1,5 C.


China, el principal contaminador del mundo, redujo su producción de carbón solo un dos por ciento en lo que va del año a pesar de la desaceleración económica causada por la pandemia.


"¿Dónde está el plan de China para colapsar esa generación de carbón para 2030?" dijo Jones.


"Por el momento no existe".





Fuente: traducción libre de techxplore.com, EMBER

0 comentarios