Conoce al Hyperion XP-1, el superauto de hidrógeno con paneles solares

La empresa con sede en California Hyperion ha publicado imágenes, videos y algunos detalles sobre su superdeportivo de hidrógeno XP-1



De aspecto salvaje, el Hyperion XP-1 será el primer automóvil de alto rendimiento con celda de combustible. Olvídese del alcance de los 830 kilómetros del Lucid Air, esta bestia eléctrica recorrerá más de mil 600 kilómetros con un tanque de hidrogeno.


La cifra oficial es de mil 635 km, tomando en consideración un uso del 55 por ciento en ciudad y 45 por ciento en carretera. Hyperion aún no especifica cuánto hidrógeno llevará el automóvil para alcanzar tal rango, si hay información sobre el tren motriz.


Los sistemas de almacenamiento de hidrógeno serán de fibra de carbono alimentando una celda de combustible de membrana de intercambio de protones (PEM), que generará energía eléctrica para impulsar las cuatro ruedas. Tendrá una transmisión de 3 velocidades, lo cual es inusual en un automóvil eléctrico, pero esto permitirá un tiempo de 0-96 km/h por debajo de 2.2 segundos, así como una increíble velocidad máxima de más de 356 km/h.


También habrá un ultracondensador de especificación indefinida conectado al sistema de transmisión. Esto puede actuar como un almacenamiento intermedio altamente eficiente para el frenado regenerativo, además de ofrecer tasas de potencia de impulso monstruosas cuando liberas toda la potencia, pero Hyperion afirma que el XP-1 "proporcionará un rendimiento máximo de manera consistente y confiable durante sesiones de conducción prolongadas" en la carretera y pista, por lo que está bastante claro que la celda de combustible será una unidad de alta potencia.


No hay cifras de potencia máxima, pero la compañía publica una cifra de peso en vacío de menos de 1032 kg, lo que lo convierte en un peso pluma en las clases de superdeportivos.



El chasis será un monocasco hecho de una matriz compuesta de metal carbono-titanio. La carrocería flotante será de compuesto reforzado con titanio. El difusor de los bajos será de compuesto reforzado con kevlar. El XP-1 funcionará con unos enormes frenos de cerámica de carbono. Las ruedas son de 21 pulgadas en la parte delantera, 22 en la parte trasera, con la opción de compuestos de carbono.


El interior con acento de carbono/titanio estará dominado por una gran pantalla táctil curva de 98 pulgadas, y si no quieres tocarla, también habrá un sistema de control por gestos. Los asientos también serán de carbono y estarán cubiertos con cuero cosido a mano.



La característica más destacada son las cintas negras retorcidas que se extienden hacia arriba desde la parte trasera, curvándose hacia abajo sobre las caderas y envolviéndose para terminar debajo de las puertas que se abren hacia arriba. Y estos, además de hacer que el XP-1 se vea incómodamente cerca del Bugatti Chiron desde varios ángulos, son otro truco bajo la manga de este auto.


Son paneles solares. Y no solo son decoración, Hyperion dice que pueden articularse para seguir al sol. Pueden alimentar un poco de carga al ultracondensador en las raras ocasiones en que lo estaciones afuera.


Hyperion también tiene una división de aviación y habla de usar "tecnología de vuelos espaciales iniciada por la NASA", lo que para nosotros sugiere que esta compañía podría estar en hidrógeno líquido de alta densidad y un futuro proyecto eVTOL.


La compañía se compromete a construir 300 XP-1. Todavía no hay precio, pero Hyperion apunta a comenzar las entregas en 2022.





Fuente: newatlas.com, hyperion.inc

0 comentarios